Búzios On Line

O que hacier >

La Buena

 
Anterior
Próxima

¡Días de luz, noches de fiesta!
La pista hierve en las noches de Privilège

Si el día es intenso en las playas, la noche buziana sigue el mismo ritmo. Discos, fiestas, bares con música en vivo o electrónica, shows, cenas... El balneario ofrece programas para todos los estilos hasta el amanecer - especialmente en el verano y en los feriados.

El epicentro de la movida es Rua das Pedras – – y su continuación, la Orla Bardot -, un ambiente ecléctico y poblado de bares, restaurantes, tiendas, cafés y gente del mundo entero. Es ahí donde se oyen los más variados acentos y dialectos, revelando el astral cosmopolita que se apoderó de la antigua villa de pescadores.

Para ver y ser visto

Con poco más de 600 metros, la Rua das Pedras es un encanto de principio a fin. Si no fuese ella, Búzios no sería la misma. Restaurantes acogedores y sofisticados sirven platos que combinan los más variados sabores y aromas. Bares modernos con shows en vivo invitan a apreciar la movida, mientras que las discos agitan las pistas de baile hasta el amanecer. Y todavía están las galerías de arte, las tiendas de decoración, de accesorios y de ropas de marca que despiertan los más inusitados deseos del consumo.

En el eje: Rua das Pedras-Orla Bardot, a cada paso el escenario se vuelve diferente. Para simplemente tomar un trago y disfrutar el vaivén de la gente, una buena idea es el pequeño Captains Bar, que sirve drinks exclusivos al ritmo de música electrónica. Más adelante está el Anexo Bar, que se diferencia con sus "sillas-relax" de cara al mar y la música estilo lounge. Para beber, apueste en las caipirinhas bien servidas, de los más variados sabores. Si la ocasión pide un clima romántico, siga al Deck Casas Brancas, con ambiente informal, iluminación de velas y drinks exóticos.

 El tradicional bar Renascimento, en la Rua Turíbio de Farias - paralela a la Rua das Pedras - es una buena opción para animarse, donde puede encontrar cerveza muy helada, aperitivos bien-servidos y buena música. El ambiente es simple pero acogedor.

 

Para programas entre dos, Anexo Praia, en el Porto da Barra, es excelente pedida a causa del ambiente y de la música.

Don´t stop the music

Para bailar, la movida en las discos está asegurada hasta el amanecer. En la bella y pionera Privilège, el paisaje de la Orla Bardot es tan radiante como la música de los DJ's que por ahí se presentan.

Quien prefiere un ambiente más tranquilo y no menos sofisticado, con derecho a shows de jazz, blues o MPB, encuentra el Pátio Havana. Allí, baje al sótano y verifique la bodega de la casa o apueste en una cena reservada en el bistrô. Son cinco ambientes diferentes decorados por Sig Bergamin.

 Para los que todavía no tienen edad para regodearse en las pistas o apreciar vinos, la mejor opción es disfrutar las atracciones del Chez Michou, que van mucho más allá de los deliciosos crepes. Desde hace más de 25 años, la informal casa reúne a los jovencitos.

Fuera del eje

No sólo de Rua das Pedras y Orla Bardot vive la noche de Búzios – por lo menos para aquellos que desean disfrutar de la playa por la mañana. En el Porto da Barra, en Manguinhos, el ambiente es perfecto para una cena romántica o un trago con los amigos.

Los proyectos paisajísticos y de iluminación invitan a las mesas al aire libre de restaurantes como Zuza, además de los deliciosos lounges a la orilla del Donna Jô y Anexo Bar. Cerca de ahí, vale conocer aun el Espaço Domme.

Uno de los mejores lugares para saber qué será lo mejor de la noche es ir a la playa de Geribá, principalmente en los alrededores del Fishbone Café, point de la juventud dorada.

// Huso Horario
Vale recordar que la noche en Búzios tiene horarios especiales, por lo menos entre los meses de diciembre y febrero y en los feriados. Para estar sintonizado, funciona más o menos como si Búzios tuviera un huso-horario de menos dos horas. Con ello, las discos y fiestas muchas veces sólo empiezan a llenarse después de la una de la madrugada. Es más, ni siquiera vale la pena pasar por la Rua das Pedras por la mañana o comienzo de la tarde. Hasta las tiendas ya se han adaptado al estilo y muchas sólo abren sus puertas después de las dos de la tarde.